jueves, 6 de septiembre de 2007

¿Y el Sadomasoquismo qué? Algunos apuntes...


El sadomasoquismo es la erotización del poder” Michel Foucault
Esta manifestación sexual recibe el nombre gracias al Marqués de Sade, pues obras como Justine, Juliette, Filosofía en el tocador, entre otras, recrean situaciones eróticas de generación de dolor. También debemos mencionar a Leopold Von Sacher-Masoch con su Venus de las Pieles, en el cual ilustra la satisfacción que se siente el ser agredido, de aquí la designación Masoquismo.

El sadomasoquismo es considerado como una “enfermedad sexual” por lo teóricos y terapeutas más conservadores, sin embargo, me atrevo a decir que sólo requerirá tratamiento en caso de tener implicaciones legales o si estuviera ocasionando molestias sociales o bien disconfort en la relación de pareja.

Esta manifestación comportamental está compuesta de dos fenómenos que se pueden presentar individualmente, como lo son el sadismo y el masoquismo.

El
sadismo hace referencia a la conducta sexual por la cual la persona SÓLO obtiene placer sometiendo o generando dolor a otra. El masoquismo es todo lo contrario y se presenta cuando una persona goza de ser maltratado.

Esto debe ser practicado con un acuerdo de límites y normas preestablecido, pues nadie querrá que lo maltraten más de la cuenta, o que le generen más dolor del que pueda soportar. Es por ello que un sádico no podría vivir solo. Debe encontrar a un masoquista, o jugar con los dos roles, comportarse a veces como sado y a veces como masoquista. El intercambio de roles de poder es muy frecuente, aunque con el tiempo la persona va definiendo el rol que más le gusta.

El
sadomasoquismo es quizá la manifestación sexual más promovida comercialmente y que menos rechazo genera en la sociedad. Sino fuera así, muy probablemente el manager de Alejandra Guzmán no le hubiera permitido sacar en su último video: Lipstick, imágenes sadomasoquistas:



O qué tal el último de Shakira, Las de la intuición:



¿Se imaginan un video musical con otro tipo de imágenes referidas a otros comportamientos sexuales como necrofilia, coprofilia o pedofilia? Simplemente generaría repugnancia y sería vedado, por algo es que los videos de este tipo se consiguen en el mercado negro y bajo cuerda.

La cultura
leather, homosexual y heterosexual, también ha estado muy ligada al sadomasoquismo, recreando códigos hipermasculinos y empleando el cuero como signo de identidad. Películas como The Wilde Ones (1954), Fireworks (1946), Scorpio Rising (1964), A la Casa (Cruising), han realimentado la creación cada vez más extensa de grupos leather sadomasoquistas en EEUU y Europa.

Las comunidades
leather y sadomasoquistas están extendidas actualmente en muchos lugares del mundo y se han organizado en clubes, asociaciones, locales, sitios web, libros, revistas especializadas y nutren numerosos movimientos artísticos (Mapplethorpe, Espaliu, Catherine Opie, Tom de Finlandia, cine porno, The Leather Archives and Museum en Chicago…)

En los años 70, la generación de estos lugares dedicados a las expresiones sadomasoquistas se vuelven de moda (En Latinoamérica estos bares son pocos). Allí se celebraban fiestas y orgías con sofisticados detalles y nuevas prácticas sexuales (back-rooms, slings, fist-fucking), uso de dildos, entre otras.

Dentro de los sex bar sadomasoquistas más populares se encuentran The Catacombs Inferno, Shaws, Club Wicked, Hedonism, Fleshtheater, Secretroom, entre otros.

Los black rooms (habitaciones oscuras para la práctica libre y anónima del sexo) han tenido restricciones legales y muchas de ellas han sido cerradas debido a la proliferación del Sida en el mundo. Por esta razón, las prácticas sexuales de los leather sadomasoquistas han cambiado y se han impulsado al interior de este gremio, fuertes campañas de sexo seguro con medidas de higiene y seguridad como preservativos, guantes de látex, gel gratuitos, folletos informativos, etc.

En Medellín se han generado espacios en los cuales, sin promover el sadomasoquismo, asisten personas con pintas o vestimentas muy sado y son muy tolerantes con estas expresiones, tal es el caso de las rumbas góticas que desde inicio de los 90’s se han venido desarrollando en Medellín; recordemos las viejas rumbas de Barraca y las actuales fiestas del Mexicano.

Si Ustedes desean ir a este tipo de bares y se encuentran animaditos, pueden someterse o ser sometidos por sus parejas o por otras personas que allí se encuentren, o si lo desean, pueden asumir una posición “voyeur” y disfrutar estos espacios de otra manera.

¿Pero qué pasa cuando hablamos de sadomasoquismo? ¿Qué es lo que primero se nos viene a la cabeza? Cuando se enteró del tema de este artículo, ¿se le cruzaron por su cabeza imágenes como cuero, esposas, látigos, entre otras cositas? La asociación de sadomasoquismo con este tipo de objetos, accesorios y vestimenta es casi espontánea, debido en buena parte a las estrategias de comercio y de mercado que emplea nuestra cultura, pues vale aclarar que esta forma de relación humana supera su propia estética.

En Medellín podemos encontrar algunos diseñadores que incluyen dentro de sus colecciones, algunos diseños con características sadomasoquistas, entre los más representativos están: Jacobo Angel, Pablo Velásquez, Insania Gotique y Morf.

El
sadomasoquismo representa otra forma de obtener placer. Sana o no, eso lo define la pareja y los alcances jurídicos que pueda tener esta conducta. Sin llegar al sadomasoquismo como “enfermedad sexual” o como única forma de obtener placer, podemos emplear en nuestras prácticas íntimas algunos elementos interesantes que esta conducta nos aporta para el enriquecimiento sexual y de pareja, reduciendo la monotonía e impulsando la innovación, característica tan aspirada por las mujeres de hoy. Como parte de un juego erótico se pueden emplear cadenas y esposas y hacer un simulacro de bondage o amarramiento, emplear artículos de cuero o vinilo, tacones altos, arnés, entre otros.

Estos preámbulos sexuales funcionan en la mayoría de personas debido a que estimulan la imaginación antes del acto sexual y evitan la monotonía. Es una característica de los buenos amantes hacer un buen preámbulo pues esto les garantiza niveles altísimos de excitación de ambas partes y el logro del orgasmo.

Sorprende a tu pareja esta noche, mordisquéale alguna parte de su cuerpo, dale nalgadas, trátala con vigor, generando un poquito de dolor, amárrale un pañuelo sobre sus ojos y…. bueno… pon a volar tu imaginación y a disfrutar se dijo… (Obviamente todo desde el marco de una sexualidad sana, ética y responsable).


Share/Save/Bookmark

7 comentarios:

Rubén Noé Coronado dijo...

Como sumiso y masoca tengo un par de cosas que comentarte...

1º a todo lo llamas Sado Masoquismo pero no te das cuenta de que existe en realidad un juego de "toma" de poder y de "entrega" de poder con esto uno permite al otro que le ate y se deja a su merced... lo cual es un hecho de sumision no de masoquismo

esto es denominado D/s (Dominacion y Sumision) juego que NO tiene por que implicar dolor y que suele resultar muy satisfactorio a quien lo practica

2º Ni el Sadico Ni el Masoca obtiene solo placer con generando uno y reciviendo el otro placer... no, lo normal es que puedan acceder con normalidad al resto de relacciones sexuales conbencionales aunque si es cierto que estas les puedan resultar mucho mas placenteras

Un cordial saludo

Rubén Noé Coronado

Anónimo dijo...

En mi opinión cualquier persona que necesite infringir dolor o sufrimiento a otra o en el caso opuesto, recibirla cómo unica forma de excitación sexual, me parece un enfermo que necesita ayuda psicológica, porque nadie en su sano juicio se deja someter humillar o verse reducido a un cero a la izquierda y encima disfrutar con ello.Y esa coharatda que se buscan los practicants de BDSM, refiriendose a un consenso y a unos limites me parece aun más demencial, porque no hay que olvidar que un dominante ejerce su poder y que un sumiso/a sin darse apenas cuenta se ve sumergido en una espiral de la que dificilmente puede salir, convirtiendos en un ser dependiente y sin la m´s minima coherencia. Asi que cuidado con lo que llamamos consenso y con lo que conisderamos o ono enfermedades.

Fausto Marcelo dijo...

Hay quien no entiende que estas conductas no se adquieren voluntariamente sino que son sembradas en la mayoría de los casos en la niñez por los padres o allegados, todo se adquiere y no me vengas con cuentos puritanos ANONIMO que cada cual tiene su cuota de sadomasoquista en su interior o me vas a decir que cuando estás haciéndole el amor a una mujer y esta agarra duro con sus uñitas tus nalgas a ti no te agrada en cierta forma? o algunas mujeres adoran unas nalgadas cuando las tienes en posición de cuatro patitas? que respondes a eso?

juan dijo...

existen en medellin sitios o clubes para personas sadomasoquistas? me gustaria saberlo y ponerme en contacto con ellos me llamo juan y mi msn es slavemedellin@hotmail.com o mi cel 3127307113

Anónimo dijo...

el texto cae en demasiados tópicos, y la información está un tanto desfasada, desde los años 90 hasta hoy cambió algo la cosa, para empezar la denominación, siendo BDSM el término comunmente acpetado... pero hay algo que chirria especialmente.... el concepto pareja NO es propio del sadomasoquismo ni al mundo lather, si hay muchas parejas, pero tambien otras formas de relacion ya que estos "estilos de vida" trascienden a conceptos como género o familia

Anónimo dijo...

a mi anterior pareja le gustaba, le encantaba que la cogiera a golpes, obvio, solo al momento del acto. no siempre, algunas veces era solo ternura. Me gustaba darle placer.

Anónimo dijo...

donde hay tiendas de sadomasoquismo en Medellin