martes, 27 de noviembre de 2007

Bisexualidad femenina, fantasía masculina





“Su lengua puntiaguda e inquieta lame su clítoris en acto de alabanza por el juego que esa mujer entreteje entre sus piernas en un 69 perfecto, sus uñas parecen enterrarse en sus anchas nalgas cada vez que el estremecimiento aumenta y la humedad de sus vulvas pareciera inundarlas...”

Alejandra Quintero.




Tomada de Deviant Art:
Acedia and Gula Corsets by ~AntisepticFashion.


Esta es una escena que compone la fantasía sexual de la mayoría de los hombres colombianos. Por eso hablemos un poco acerca de bisexualidad femenina, ya que la masculina no parece interesarles mucho.

Numerosas son las críticas y prejuicios de las personas cuando se enteran de la bisexualidad de otro, normalmente dicen: “Hey, imagínate que esta persona es bisexual”, o “le gusta de res y de cerdo” . Aunque es una expresión coloquial y la mayoría de las veces se usa de manera despectiva, sirve para dar claridad con respecto a la diferencia entre homosexualismo y bisexualidad. Sin embargo, ¿por que no usar expresiones similares cuando alguien es heterosexual? La explicación reside en los parámetros sociales que todos construimos, mantenemos y validamos día a día. Sin embargo, esa no es razón para quedarnos con las ideas irracionales que nos han infundado.

Tanto para la psicología como para la sexología, las diversas orientaciones sexuales como la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad, configuran una fuerte atracción preferencial de caracter erótico y afectivo hacia personas de un sexo determinado. Están errados aquellos que consideran que la bisexualidad es una enfermedad o patología, y que lo que debemos hacer es rezar o llevarlos al médico para que se compongan.

Actualmente en Colombia se vive el boom de la bisexualidad tanto masculina como femenina; este es un momento en el que se puede apreciar en la ciudad un ambiente bisexual que antes no se expresaba. Recuerdo que varios amigos me comentaban acerca de sus experiencias y se sorprendían de la forma como estaba cambiando la “juventud”. Pero ser bisexual no es cuestión de edad ni de sexo, es una decisión.

En estos tiempos los hombres andan “expuestos” a las mujeres de sus fantasías, sirenas o dulcineas, a aquellas que sin dudarlo mucho pueden hacer sus sueños realidad. Aunque algunos pasan de un plácido sueño a una terrible pesadilla de enfermedades de transmisión sexual, problemas de pareja y destrucción de familias.

Se está convirtiendo una práctica común que adolescentes y jóvenes, reconocidas por ser heterosexuales, experimenten contactos bisexuales, o que las esposas sean condescendientes con las fantasías de su marido, (la mayoría de actos bisexuales que incluyen tríos), así en principio no les guste la idea.

En últimas, la bisexualidad femenina está de moda. Llegó el cuarto de hora para los hombres. ¿Será que en un futuro próximo, las fantasías sexuales masculinas dejarán de ser tan obvias y comunes?. No existe fantasía sin represión. Ahora que estamos dejando atrás la represión y los tabúes frente a la bisexualidad y el lesbianismo, ¿a qué fantasía migrarán?

Empero, esta no es la única razón que genera dichas ideas. Es posible que aun llegando a un nivel de baja represión cultural, se conserve la fantasía de ver o estar con dos mujeres al mismo tiempo, debido a que ésta se fundamenta también en el machismo y en la idea del hombre dominante. Un hombre es más macho, (o sea más animal) mientras pueda demostrar a los demás machos de la especie, que puede copular con la hembra dominante o con varias hembras. Es una cuestión de poder y territorio; los hombres entienden. Esto es una redención del comportamiento instintivo, evolutivo y filogenético al campo mental de las fantasías.

Pero, ¿qué pueden hacer los hombres para cumplir sus fantasías sexuales con su pareja? Muy sencillo, hablar con claridad y respeto. Hago hincapié en la palabra pareja, debido a que cumplir las fantasías sexuales con otras personas es muy fácil y no requiere método, sino un poco de dinero.

La comunicación franca, abierta y respetuosa es indicador de una relación de pareja sólida. Si Usted cuenta con esos espacios, hable con su pareja de sus deseos y fantasías. Si descubre una negativa, enfrente dicha situación con argumentos y no con prejuicios, en caso de que su pareja se niegue rotundamente a realizar sus fantasías, desista por un tiempo. Presionar no es una buena estrategia. Como decía anteriormente, la bisexualidad es una libre decisión.

Tomada de Deviant Art: porcelain kiss by ~mainoni

En el campo práctico, o sea en la vida real, una estrategia para que convierta su fantasía realidad con tu pareja (no con chicas de otra índole) es:

1. Identifique claramente cuál es su fantasía: Ver a 2 mujeres, estar con varias mujeres, realizar un trío, un intercambio o una orgía, con qué tipo de mujeres le gustaría estar, en dónde…

2. Evalué las consecuencias positivas y negativas que puede acarrear el cumplimiento de su fantasía, a nivel afectivo, emocional, familiar, económico, sexual, sentimental y en algunos casos religioso, ya que esto es causal de divorcio y excomunión.

3. Planee la situación de diálogo: sepa elegir el momento y el lugar.

4. Comunique claramente a su pareja la fantasía que desea cumplir, no sea que después se genere una frustración o grandes problemas.

5. Esté preparado para un no y una actitud defensiva frente a su propuesta.

6. Identifique cada uno de las objeciones que pueden aparecer en el transcurso de la conversación.

7. Desarrolle argumentos válidos y no amañados, frente a las objeciones.

8. No ejerza presión si su pareja mantiene la negativa. Desista de la conversación, lo más seguro es que ya dejó la inquietud en su pareja y ella no dejará de pensar en ello.

9. Toque el tema después de unas semanas o meses, para conocer que ha pensado su pareja al respecto.

10. En caso de que su pareja decida autorizarlo o acompañarlo en su fantasía, defina claramente cuáles serán las normas del juego: ¿A quién besará? ¿A quién podrá penetrar? ¿A quien podrá tocar? ¿Se permitirá el coqueteo y enamoramiento de su pareja con la otra mujer? ¿En caso de que pase, qué hará al respecto? Serán frecuentes los contactos bisexuales o será una vez para cumplir la fantasía? ¿Cómo será la relación con la otra persona?

11. ¿Tu mujer definitivamente no se siente atraída por otras mujeres y no cumplirá tu fantasía? En este caso debes respetar, valorar y seguir con tu pareja sin ejercer presión alguna. Ten en cuenta que la mujer no tiene por qué cumplir las fantasías de su compañero si no las comparte y eso no significa estar “out”.

Insisto nuevamente, esta discusión no puede convertirse en un elemento de presión para su pareja; el manejo de la sexualidad de una persona es un asunto de elección no de obligación.

O acaso ¿Ustedes se imaginan una mujer insistiendo en que desea estar con dos hombres? ¿En que esos dos hombres se besen, acaricien y hagan el amor con pasión y sensualidad, de la misma manera en que Ustedes ven a las mujeres? ¿Por qué este caso no aplica? Los dejo con esa inquietud.


Artículo publicado en la primera edición de la revista Skin Addiction.


Share/Save/Bookmark

6 comentarios:

Yo dijo...

Hola, tu articulo es estupendo, claro, directo y muy instructivo, seguire visitando tu Divan rojo en busca de informacion y te dejo una invitacion a visitarme en:
http://www.lacoctelera.com/loboazul

Tengo algo al respecto.

Saludos

Geo.

Juli Ramirez dijo...

Creo que este artículo es muy bueno, sin embargo conserva prejuicios machistas, ya que da por hecho que si una mujer hace parte de un trio es para complacer a su pareja. A pesar de que se supone que la bisexualidad femenina es una fantasía masculina, compartir esto con su pareja tambien es una fantasía femenina. O por lo menos ese es mi caso, y no solo hacer parte de trios MHM sino tambien HMH los cuales con una pareja seria y estable no son para nada faciles materializar.

Anónimo dijo...

Buenas Noches:

Con relación a este tema, quisiera hacer este aporte, de manera que otros sopesen la consecuencia de sus decisiones y mas aún, si dicha decisión de las relaciones bisexuales ya se ha hablado con tu pareja.

Mi exesposa DIANA, (el gran amor de mi vida)una mujer hermosa en todo sentido, cuando tuvo 26 años y recièn se graduaba de la Universidad, quiso experimentar una fantasìa que le producían las películas porno en particular las relacionadas con sexo entre mujeres. En una ocasión y gracias a la colaboración del novio de aquella época, estuvieron, él, ella y una conocida del novio, mas unas copas de más, solo ¡¡¡imagínense el cuadro!!!. Cuál fue el resultado?
La chica que tuvo relaciones con mi ex..se enamoró enfermizamente de ella hasta el punto de que mi ex.tuvo que irse de la ciudad. Ramos de rosas en el trabajo, cajas de bombones en la oficina, regalos en ropa, llamadas a altas horas de la noche con confesiones eróticas, !!!en fin¡¡¡
Cuando mi ex y su exnovio le explicaron la incomodidad a èsta chica, en cuanto a que todo fue solo una fantasia de ambos, ella (la prepago) entró en colera, luego no se dejaron esperar las amenazas, los escándalos en la oficina,dos intentos de cortar con navaja la cara de mi ex.y los gritos en la U y en las afueras de la casa de mi exesposa (mi ex, era profesora), no valieron ni siquiera los denuncios en la fiscalía. Todo esto pasó hace 16 años y todavia se, que DIANA (mi ex) se oculta cuando sale a la calle, casi disfrazada para no ser reconocida ya que la loca prepago anda todavía por ahí.

!!!!Piénsenlo, solo piensenlo¡¡ no amarguen el resto de sus vidas por una simple locura.

Atte: MARCENARO

akuatic8 dijo...

El articulo me parece muy bueno pero solo habla del tema de las fantasias sexuales con dos chicas q es mi fantasia tambien pero me gustaria q hablaran de como es un relacion con una chica bisex. pues mi novia actual es bisex y la verdad es muy complicado enamorarse perdidamente de alguien q tiene esas tendencias sexuales. Ademas q mi novia quiere vivir conmigo y esta deseosa d tener un hijo aunque es muy joven, yo me pongo a pensar en como seria mi vida pensando si mi mujer acual mientras yo trabajo se esta revolcando con otra vieja en mi cama?? mmm ps si me invita hasta depronto pero no creo q sea adecuado para la relacion..

Escribidora dijo...

Hola. Interesante el artículo, así como toda la labor que estás haciendo. Sin embargo, considero que el planteamiento de que la "condición sexual" es una DECISIÓN (Palabra que hasta aparece en negrilla en el texto) es bastante cuestionable. En efecto, esa expresión sugiere un proceso de análisis razonado que tiene como resultado una ELECCIÓN entre un abanico de posibilidades. Como elegir un sabor de helado o el color de una camiseta. Digo esto, no por cuestiones de purismo lingüísico, sino por las evidentes consecuencias que trae el hecho de que la gente "que necesita ser educada en sexualidad" (jum) se ilustre en la creencia de que la sexualidad es una cuestión tan ligera. En realidad, hay un paso de eso a "mira, mejor elige el chocolate que es más rico", y todo ese tipo de consecuencias negativas e irrespetuosas especialmente para alguna gente de la especie humana, los que se aceptan en un lugar del continuo de la sexualidad. (A propósito, sería interesante que incluyeras esa noción). Considero que es más realista reconocer que, aunque en algunos contados casos las cosas operan así (Tengo una amiga que "quiere ser bisexual" por los beneficios que ésto le traería), la mayor de las veces la cuestión es más de descubrimiento de la propia esencia, de autoconocimiento y de de autovivencia.
Muchas Gracias.

Anónimo dijo...

Hola, soy de Bogotá y tengo entre mis contactos de Facebook a una chica de Medellín que, además de gustarme mucho, es bisexual. Durante algún tiempo mantuve un contacto bastante entrañable con ella; aunque en este momento (para mi desgracia) tiene novio actualmente y parece que la relación es muy estable.

Siempre he tenido dudas sobre cómo ha de ser una relación con una mujer bisexual. Me da la impresión de que es una experiencia bastante riesgosa, ya que no es fácil lidiar con la posibilidad de que ella coquetee con otras mujeres en tus narices, más aún si llegas a enamorarte de ella.

A mi juicio y a riesgo de pasar por un burro completo, si tu novia es bisexual se duplica la posibilidad de que ella te sea infiel, no creo que fidelidad sea compatible con bisexualidad (claro que en la actualidad tampoco lo es del todo con heterosexualidad).

He oído sí, que en general, mientras la mujer bisexual ame a su pareja hombre, su mente no está tan instalada en el deseo de estar con otra mujer u hombre.

Gracias.