jueves, 8 de noviembre de 2007

El Diván Rojo en la Revista Cambio

Les quiero compartir la entrevista que me realizaron en la Revista Cambio.
Para ingresar, haz click aqui.


Efecto catarsis

""ANSIEDAD, IMPULSO o DESEO INTENSO por vestirme de mujer y asumir una identidad femenina en cuerpo y alma disfrutando de la ropa que me colocase en cada ocasión era con lo que tenía que luchar mentalmente y a cada momento cuando me negaba a este femenino placer por dármelas de que ya estaba 'curado', que estupidez en querer quitarme lo que me ha formado como una persona comprensiva y carismática...", escribió alguien con el nickname de Hightheels (tacones altos) en www.guiacereza.com, de Medellín. Para esta persona como para muchas otras, la Internet se ha convertido en su mejor vehículo para compartir sus sueños, fantasías y frustraciones sexuales.

En los últimos años se han multiplicado los usuarios de decenas de páginas de contenidos para adultos -Guía cereza, El diván rojo y Vive.in son algunas de ellas- que no sólo muestran la intensa agenda sexual de las ciudades colombianas sin tapujos, sino que también despliegan páginas y páginas de relatos eróticos escritos por sus mismos usuarios, del mismo modo que se percibe una visible necesidad de tener una suerte de consultorio online que resuelva miles de inquietudes.

"La Internet ha posibilitado el descubrimiento y afloramiento de comportamientos sexuales poco habituales y que no se habían estudiado mucho", explica la psicóloga y sexóloga Alejandra Quintero, conocida como la Doctora Cereza, consultora online de la Guía cereza y fundadora de El diván rojo, un espacio para hablar frescamente de sexo que incluye desde terapia hasta talleres de sexualidad, tertulias, cursos de cocina y de danza erótica. Para ella lo interesante de este medio es que no sólo se abre de las fronteras del país, sino que por su misma característica de anonimato quien lo usa sufre un proceso de catarsis, de identificación con otras personas que viven las mismas experiencias, logrando sacar todo lo que llevan en su interior. "Es terapéutico porque permite desahogarse y contar cosas que de otro modo nunca contarías", insiste. Estudios indican que muchas personas que chatean tienden a sufrir menos de depresión porque les permite tener un espacio de socialización. Pero, como todo lo que se practica en exceso, también puede generar una adicción.

"Hoy ya no hablamos de perversiones, sino de conductas sexuales y lo que ha hecho la red es que podamos explorar más fácilmente nuestras inclinaciones y facilitar la comunicación sobre éstas", explica la doctora Quintero. Es por ello que es fácil encontrar navegando en estas páginas, comunidades de personas que se reúnen virtualmente para contar sus fantasías y experiencias de todo tipo de prácticas: swingers, bisexuales, transexuales, prácticas hetero y homosexuales, orgías...

Lugares de identificación

En la versión norteamericana de Betty la fea, Ugly Betty, recientemente estrenada en el canal Sony para Latinoamérica, uno de los personajes que más ha llamado la atención es el interpretado por Rebecca Romijn, que hace de Alexis, una transexual que nació como hombre y que años después, luego de que su madre creía que había muerto, reaparece convertida en un mujeronón que encara su situación y le cuenta a su familia su decisión de volverse la mujer que siempre fue. La mitad de la familia la rechaza abiertamente, mientras que la otra la acepta. Ese capítulo sirvió para que Roger, un joven de 26 años que veía el programa con su mamá y ante el cual ella dijo que nunca rechazaría a un hijo suyo que tomara ese tipo de decisión, le dio valor para contarle que era gay. Así lo escribió en una carta que le envió a la productora. En Colombia, Laisa, una travesti de la vida real que actuaba como tal, fue uno de los personajes más queridos de la telenovela Los Reyes hace un par de años.

"Los espacios en televisión son liberadores y ayudan mucho a la gente porque muestran qué está pasando, en ese sentido Laisa ayudó a la inclusión de los transgeneristas en la sociedad, no tanto públicamente, pero al menos en su aceptación", explica Alejandra Quintero.

Los guionistas y libretistas están caracterizando los problemas sexuales de sus personajes. "¡Primero puta que lesbiana!", le gritó la mamá puertorriqueña a su hija Carmen, una de las protagonistas de L Word,un programa de la vida de la comunidad lesbiana del canal Warner, que le dijo abiertamente en la mesa del comedor que Shane era su mujer, que se besaba y acostaba con ella, ya que veía que le querían presentar al primo para que salieran juntos.

Todas las situaciones, problemáticas y no, están representadas. Basta recordar a Alicia Silverstone en Clueless que aunque era la más cool del colegio, tenía la plena convicción de que quería llegar virgen al matrimonio, o por el contrario, Samantha Jones (Kim Cattrall), en Sex and the city que gozaba del sexo sin contemplaciones, ni pensando en el qué dirán de sus amigas.

Todos y cada uno de los comportamientos sexuales han sido delineados y el que estén presentes en las series de mayor audiencia, en las películas cada día más directas, y en las páginas de internet al alcance de la mano cumplen con el objetivo de mostrar que cada día la sociedad está con más ansias de compartir abiertamente sus experiencias, sin tabúes.

HISTORIAS

La Guía Cereza tiene una selección de relatos eróticos a cual más atrevidos.

"Lo llevé hacia mi habitación y antes de que pudiera mencionar palabra alguna lo tiré en la cama y saqué las esposas, las cuales estaban escondidas bajo la almohada. Tomé unas cuerdas delgadas y amarré sus pies a los otros extremos de la cama. Empecé a besarlo por todo el cuerpo, sintiendo como se estremecía. Me quité el gabán y quedé con lo que tanto había querido estrenar: el corsé negro y los tacones...". El Diario de Lulú.

"Ya mis pezones estaban que reventaban y mi vagina comenzaba a producir ese suave y viscoso jugo que la preparaba para lo que vendría fuera lo que fuera, que excitada me tenía este hombre..." La historia de Lily.

"Para todo hombre la mejor fantasía es estar con dos mujeres a la vez, yo soy uno de esos afortunados, logré estar no sólo con dos mujeres y varias veces, si no que esas dos eran hermanas...", Sexo con dos hermanas.

"Mis gemidos no eran los únicos que se escuchaban en la sala. Volteo mi cabeza y veo a María Fernanda, mi mejor amiga. Su espectacular y atlético cuerpo desnudo en posición doggy, recibe los sacudones del cuerpo de mi esposo quien por detrás de ella aferrado a su cintura le clava su verga dentro de su sexo". Café con leche."

Revista Cambio
EDICIÓN No. 749
8 al 14 de Noviembre
Titulo: Efecto catarsis


Share/Save/Bookmark

1 comentario:

Erotismo dijo...

Hola Alejandra,

Me encanta tu blog. Creo que es genial que una profesional de la psicología nos pueda dar su visión más técnica y no exenta de sensualidad.

es para mi un honor verme linkado. Te seguiré de cerca para aprender y disfrutar de tu blog.

Un abrazo desde españa.