sábado, 14 de junio de 2008

¿Cómo las mujeres pueden generar problemas sexuales en los hombres? (Una defensa de la sexualidad masculina)



¿Cómo las mujeres pueden generar problemas sexuales en los hombres?
Muy sencillo. Si Usted desea generar algún temor o disfunción sexual siga estos consejos.


Primer paso:
Haga sentir mal al hombre cuando por algún motivo explicable, no pueda tener o mantener una erección. Diga cosas como: “¿Con quien estuvo antes que conmigo no le funciona?”, “¿Eres gay o qué? Que no se le para con una mujer”, “¿Acaso tiene a otra?”, “Sos impotente”…. Aprovecho para aclarar que el termino impotencia está en desuso y fue reemplazada por disfunción eréctil. ¿Cómo se le podría condenar a una persona de impotencia por que el pene no tiene erecciones?, ¿Acaso la potencia y el potencial de un ser humano se mide de esa manera?

Después de decir esto, muy probablemente para el próximo encuentro sexual su pareja no funcione igual y se sienta incómodo, ansioso o muy estresado para abordar una situación, en donde en la última que se presentó fue mal calificado. Por lo tanto, lo más probable es que se repita el evento de disfunción eréctil, debido al nivel de ansiedad y temor por el desempeño que Usted le ha incubado.


Segundo paso:

Cuando su pareja eyacule más rápido de lo usual, diga: “Ah… Tan rápido… pareces un polvo de gallo”, “Mis anteriores amantes duraban más” o simplemente haga malacara y voltéese. Es importante que las féminas sepan que los hombres por más demorados que sean, en algunos momentos ya sea por ansiedad o excitación van a eyacular más rápido de lo usual y ello no significa que sufra de este problema. Así pues, si a su pareja le llega a pasar esto, no lo atormente, sea considerada y comprensiva y recuerde que el hombre también está en capacidad de decidir si tener o no tener orgasmos con eyaculación.


Tercer paso:
Cuando su pareja quiera penetrarla analmente o él desee experimentar placer anal, diga: “Se volvió gay o qué?, ¿Usted qué me cree a mi?, “Eso duele mucho y ni loca lo haría, consígase a un gay”. Mujeres por favor, no fomentemos más ni el machismo ni la homofobia. ¿Acaso el hombre sólo puede disfrutar de la mitad de su cuerpo hacia adelante?, ¿Por qué el hombre no puede experimentar placer anal?, ¿Por qué castramos tanto el erotismo masculino?


Así pues mujeres, que si quieren seguir pasando bueno o sea, tener encuentros sexuales más placenteros, sean comprensivas en la cama, no atormenten a los esforzados hombres, que con sólo el hecho de no tener una erección plena o eyacular rápido se estresan solos, gracias a que las parejas actuales han llevado los indicadores de gestión propios del ambiente empresarial a la cama lo cual les genera temor por el desempeño y la búsqueda de la eficiencia/eficacia sexual:

Miremos algunos indicadores:

Relación sexual satisfactoria:
No de orgasmos/Duración de la penetración

Super hombre:
No de eyaculaciones /Duración de la erección.
(El que eyacule más es un super macho)

O en el caso de las mujeres:
Super mujer:
No de orgasmos/Duración de la excitación.
(Mientras más orgasmos tenga es más mujer y más valorada)


Funcionen como pareja no como entes evaluadores,
que esos están en el colegio.


La idea es tener siempre en la cabeza (además del condón obviamente) que la satisfacción sexual no implica necesariamente la penetración ni el orgasmo, puede ser más lúbrico y excitante la vivencia erótica en la cual la cópula no es una consecuencia lógica sino una opción.

Queridas mujeres y colegas de especie, recuerden que los hombres tienen derecho a:

  • No eyacular.
  • A eyacular cuando quieran, ya sea rápido o tardecito.
  • A no tener erecciones siempre.
  • A tener erecciones nocturnas.
  • A tener erecciones gracias a otras mujeres.
Y a ser respetados por todo esto.

Agradezco a todos los hombres entre amigos y pacientes que me cuentan sus intimidades y que me sirvieron de inspiración para escribir este artículo.


Psicóloga Alejandra Quintero R.


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Monchis dijo...

Hola Aleja,

Muchos de los problemas de parejas se deben a estos conceptos estereotipados del papel que desempeñan en hombre y la mujer en la cama.

Aunque no hablo con la voz de la experiencpia, porque yo solo tuve dos encuentros íntimos con mujeres antes de salir del closet; si te puedo decir que la fijación por temas como el "tamaño", "la duración" y el "la cantidad", llenan a muchos hombres de ansiedad.

Saludos,

Alejandro González Estrada dijo...

Este artículo es el que más me ha gustado en todo lo que he leído en tu blog. Creo que tienes mucha razón en todo lo que dices, puesto que entre otras cosas, sentirse uno el "supermacho" en todos los casos hace que las relaciones terminen en un karma y no en un acto placentero como se dice. Entre otras cosas, lo del sexo anal me recordó una novia que tuve y me dijo "Ud quien me cree" y bueno... luego de vestirnos hasta ahí llegó el idilio. Cosas pasan. Un saludo Aleja.