miércoles, 21 de octubre de 2009

La inquisición moderna en Medellín

Da click en la imagen para ampliar


Les presento una nueva evidencia de la inquisición moderna que renace en Medellín.

No entiendo por qué un claustro académico y científico defiende ideas mágicas, subjetivas, inverificables y acientíficas.

Se sigue patologizando la sexualidad y su diversidad.

¿Cuándo será que entendemos que la sexualidad no es mala?

¿Cuándo comprenderemos o aceptaremos la integralidad del ser humano?

Aprovecho para agradecer las homolías de algunos sacerdotes de la ciudad en contra de los programas El Diván Rojo y de Sexo a lo bien ya que la prohibición eleva la curiosidad y de esa forma, el raiting. Gracias!

Esperando no morir quemada, sin más palabras me despido indignada.


Mis post rojos relacionados:
La mojigatería se impone en Medellín

Otros artículos relacionados con la Inquisición:
Triunfó la caverna
De regreso al pasado
¿Llegó la Inquisición?


Psicóloga Alejandra Quintero R.


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Monchis dijo...

Hola Aleja,

Soy Orgullosamente Bolivariano y Orgullosamente Gay.

Me Molesta que la Universidad promueva conductas discriminatorias en una sociedad que está haciendo esfuerzos por ser mas tolerante e incluyente.

Además, entiendo como pretenden desconocer sentido común y libre albedrío de los estudiantes...

Con que argumentos válidos pueden sustentar que el Lesbianismo y la Homosexualidad son enfermedades o modeas?

En que mundo viven?

Saludos,

La Griega dijo...

Estoy realmente ¡¡¡@#'!*$&?!|@!!! de tanta hipocresía, puritanismo y mojigatería de la "iglesia" católica en medellín. En vez de andar criticando y juzgando la actitud individual de cada ser humano. ¿Que están haciendo ellos para evitar que muchos de sus "miembros" hagan cosas incorrectas, corruptas y malvadas? No son tan puros pues??? acaso ellos han hecho algo para ayudar a mejorar la situación??? cada vez que la iglesia hace algo en contra de lo que ellos llaman pecaminoso, impuro, incorrecto por otro lado son vendiendole el alma al demonio con actitudes muchísimo más lesivas que matar y entre ellas está la andar juzgando cuando Jesus mismo enseñó: " No Juzgueis... "