miércoles, 21 de septiembre de 2011

Medellín logra recoger 500 firmas a favor de la castidad, la virginidad y el sexo procreativo

Desde el 2009 vengo presentando Sexo a lo bien, un programa televisivo de educación sexual patrocinado por la Secretaría de Salud de Medellín y transmitido por Telemedellín. Como cualquier cosa que diga sexo, este programa además de ganar la atención de los televidentes también tiene su grupo de detractores, el cual quiero visibilizar como una muestra de la moral colombiana versión 2011.

Aquí les comparto dos cartas que nos han llegado al canal con 500 firmas aproximadamente que las respaldan, solicitando el retiro inmediato del programa. Después de las cartas, encontrarán la respuesta que hemos dado.


Para ampliar las imágenes dá click en ellas.


Medellín, mayo de 2011 

Señores TELEMEDELLÍN 
c/o Mauricio Mosquera Restrepo 
Gerente 
Telemedellín 

De la manera más respetuosa, pero también más clamorosa, los abajo firmantes les solicitamos retiren de inmediato el programa “Sexo a lo bien”, que con toda justicia debería llamarse “Sexo a lo mal”, puesto que tanto sus contenidos como su mensaje son lesivos e, incluso, ofensivos para la Sociedad y particularmente para nuestros niños y adolescentes a quienes el espacio televisivo está dirigido. Esto por la banalización o trivialización del don inmenso de la sexualidad humana que él con todo desparpajo proclama; por su explícita apología de la reducción de ella, la sexualidad humana, al mero animalismo; por soslayar que, lejos de constituir concepciones arcaicas, pétreas, represivas, irracionales y utópicas, sólo viviendo la virginidad, así como la castidad y la fidelidad en el matrimonio, el ser humano actúa acorde con su Razón, ejerce rectamente su libertad. 

Qué fácil es, señores de Telemedellín, nadar con la corriente. Contemporizar. Servir de caja de resonancia de quienes promueven el placer por el placer; el obrar por impulsos, por pasiones su asumir las consecuencias que de ello se derive, en otras palabras, actuar sin responsabilidad. No tan fácil y ciertamente más impopular, es cambio, es formar en valores perennes; educar al ser humano para que actúe de manera acorde con su dignidad. 
 
¿Acaso tienen ustedes verdaderamente la convicción de que el grave flagelo de la sexualidad vivida fuera del matrimonio, de la precocidad infantil y juvenil en este aspecto, obedece –como de manera facilista, superficial e inmediatista se diagnostica- a falta de información en ese sentido, a la firme creencia en cigüeñas venidas de París? 

Con la certeza de que lejos de la intensión y la misión de Telemedellín están el acentuar la degeneración moral por la que atravesamos, e causar la pérdida de cuando menos una generación de niños y jóvenes, esperamos sea acogida favorablemente nuestra solicitud”.





Medellín, julio 19 de 2011 


Señor 
Mauricio Mosquera Restrepo 
Gerente 
TELEMEDELLÍN 
Medellín 

Respetado señor: 

Queremos sentar nuestra más enérgica voz de protesta por el programa “SEXO A LO BIEN”, que emite el canal de televisión a su cargo. 

Dicho espacio despoja de la dignidad humana a los jóvenes de nuestra ciudad al invitarles de manera explícita a explorar libertina, promiscua e irresponsablemente su sexualidad en aras de obtener el mero placer. 

El programa, lejos de adoptar una actitud educativa o formativa, desvincula la sexualidad humana de la procreación, su natural finalidad y la aparta del amor y la comunión estable, sólida, comprometida y responsable de la pareja, contexto dentro del cual debe desarrollarse, lo que hace que dicho programa sea, cuando menos y nunca más propiamente empleado el término, DENIGRANTE

“SEXO A LO BIEN”, parte de una falacia: el atribuir hoy, dados los tiempos que corren, el embarazo de niñas y adolescentes a la falta de información en materia sexual; cuando, de una lado, es bien sabido que los jóvenes cuentan en la actualidad con una gran cantidad, incluso en ocasiones con un exceso, de información a este respecto y cuando, de otra parte, la verdadera cauda de dicha desventura radica es en la ausencia de formación en valores y principios, comenzando con el respeto debido a sí mismo y al propio cuerpo. 

En consecuencia, los abajo firmantes como colombianos comprometidos, ciudadanos de bien y como contribuyentes que con nuestros impuestos ayudamos a financiar Telemedellín, un medio de comunicación público, exigimos que retire del aire cuanto antes el programa “SEXO A LO BIEN”




He aqui la respuesta:


Medellín, Julio 11 de 2011 

“Lo contrario de cada verdad es tan verdadero como la verdad misma” 
Hermann Hesse - Siddhartha






Señoras y señores firmantes de esta carta,


Sexo a lo bien en un programa televisivo que hace parte de la estrategia de educación sexual de los adolescentes de la Secretaría de Salud de Medellín, su objetivo es generar un espacio de visibilización de las realidades sexuales de nuestros adolescentes que acompañado de un análisis crítico y científico nos permita contribuir en la educación y salud sexual de la juventud. En otras palabras, es una estrategia que refuerza la educación y los planes de PyP (promoción y prevención) en salud sexual de nuestra ciudad a través de la televisión.


Los temas son seleccionados según la pertinencia para los televidentes, intereses de la Secretaría de Salud y la actualidad en el contexto social que viven los jóvenes en Medellín. Nuestro enfoque teórico se enmarca en las concepciones de salud sexual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Asociación Mundial de Salud Sexual (WAS), los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y los Derechos Humanos.


A diferencia de su planteamiento que considera que el programa hace un manejo reduccionista y trivial de la sexualidad enfocándose en el “mero animalismo”, Sexo a lo bien, asume un enfoque integral de la sexualidad humana desde sus dimensiones biológicas, fisiológicas, psicológicas, sociológicas, históricas, antropológicas y filosóficas e involucra no sólo su función reproductiva, sino afectiva, erótica, comunicativa, vincular y de género.


Es evidente que el programa no hace una defensa de la castidad como tampoco lo hace de la promiscuidad, ni de la virginidad ni de la no conservación del himen, cada una de estas formas de vivir la sexualidad hace parte de las elecciones que libremente un individuo asume. Por esta razón, fomentamos un espíritu crítico y con autodeterminación que tenga la capacidad de decidir con criterio y conocimiento si vivir en la castidad y conservar la virginidad o no.


En el fondo de este asunto y de los diferentes abordajes en la educación sexual se encuentra todo un corpus axiológico, filosófico, epistemológico y antropológico que constituyen paradigmas claramente diferenciados para entender y explicar la realidad, y en este caso, la sexualidad. El paradigma desde el cual Ustedes explican, describen y entienden el fenómeno de la sexualidad, o como Ustedes llaman, el don de la sexualidad, es evidentemente diferente a la apuesta que realiza Sexo a lo bien.


Las diferencias y la variedad hacen parte de la Naturaleza de la Realidad, hacen parte del orden constitutivo de la misma y reflejan su Esencia, la cual no es uniforme y homogénea, sino que por el contrario su riqueza emana de su diversidad. Que un enfoque sea diferente a otro no significa que uno sea el bueno y el otro el malo. La diferencia nos indica que hay múltiples formas de entender, explicar y vivir la sexualidad y que cada persona en un ejercicio libre, autónomo y consciente elegirá dentro de las tantas opciones una o algunas que le permitan ser feliz y autorealizarse. Si unos se realizan como seres humanos desde la virginidad y la castidad, no significa que el resto se realicen de la misma manera. Este tipo ideas caracterizan y constituyen algunas de las distorsiones cognitivas según el modelo cognitivo conductual de Ellis y Beck, entre ellas, el pensamiento dicotómico y la sobregeneralización.


Como pueden apreciar, nuestro enfoque es pluralista, secular, heterodoxo, social y científico, respetuoso de la libertad humana para decidir sobre Sí mismo y sobre la forma de vivir la sexualidad mientras esté enmarcado en una ética del bienestar propio y social que reconozca así mismo las libertades del otro. Para ampliar el desarrollo del tema invitamos a la lectura de libros como Historia Ilustrada de la Moral Sexual de Eduard Fuchs, Historia de la sexualidad de Michel Foucault y La estructura de las revoluciones científicas de Thomas Kuhn y el acercamiento a las teorías del desarrollo moral de Piaget y Kohlberg.


Así mismo queremos invitar a las personas firmantes y partidarias de esta carta a un diálogo pluralista, abierto y argumentado de su posición en el programa Sexo a lo bien, el cual, como dije al inicio es un espacio de reflexión y visibilización de las realidades de nuestros adolescentes y su postura expresa en la carta que nos enviaron, representa una de tantas formas como algunos jóvenes y seres humanos viven su sexualidad.




Agradeciendo la sintonía,
Sexo a lo bien, para amarnos con franqueza
Equipo de Sexo a lo bien y Gerencia Telemedellín.


Psicóloga Alejandra Quintero R. - eldivanrojo@gmail.com


Share/Save/Bookmark

5 comentarios:

Farallon dijo...

Y SIGUEN LOS MORALISTAS PROSTÁTICOS ORDENANDO.
La primera falacia del par social -el bien y el mal- es su concepto de pareja, la atracción sexual del ser humano es dual mientras que su carga sexual necesariamente puede no serlo, ahondan más con idealizando que la inclinación sexual representa un enigma de polarización donde desaparece su esencia, su materializador imán, el sujeto polarizante: el ser humano. La masa sexual del masculino y la masa sexual del femenino es sesgada por el par social incrementando continuamente una de las masas hasta lograr crear su monstro: el monopolo sexual. ASÍ ES EL PAR SOCIAL: TERRIBLEMENTE POLARIZANTE, ESCLAVIZANTE.

Farallon dijo...

Y SIGUEN LOS MORALISTAS PROSTÁTICOS ORDENANDO.
La primera falacia del par social -el bien y el mal- es su concepto de pareja, la atracción sexual del ser humano es dual mientras que su carga sexual necesariamente puede no serlo, ahondan más con idealizando que la inclinación sexual representa un enigma de polarización donde desaparece su esencia, su materializador imán, el sujeto polarizante: el ser humano. La masa sexual del masculino y la masa sexual del femenino es sesgada por el par social incrementando continuamente una de las masas hasta lograr crear su monstro: el monopolo sexual. ASÍ ES EL PAR SOCIAL: TERRIBLEMENTE POLARIZANTE, ESCLAVIZANTE.

Catagata dijo...

Lamentablemente todavía hay gente en el mundo con la mente tan cerrada, que en vez de aprender y edificarsen se dedican a "tabutizar" algo tan normal, esencial y vital como el sexo. Si claro, cada día se siguen viendo adolescentes en embarazo, pero eso es un problema netamente cultural, porque echarle la culpa a un programa que no solo tiene excelentes fundamentos, porque no se echan ustedes padres de familia la culpa por la crianza que le dan a sus hijos??? Yo, como ser humano adulto, madre de familia, y persona responsable premio a "Sexo a lo bien" porque es un espacio no solo para aprender sino a vivir como seres sexuales que somos.

Blueandtanit dijo...

Genial la despedida: "agradeciendo la sintonía", jeje

Es la misma doble moral que criticaba Fernando González, no hemos cambiado mucho por lo que veo.

Estas personas no se dan cuenta que antes estas campañas han servido alas jóvenes y que el embarazo adolescente ha disminuído en los últimos años.

Saludos y felicitaciones a todo el equipo, Alejandra y los demás, no desistan.

Catalina Urquijo

Eka Saeka dijo...

1. Niña de 14 años muere por hemorragia vaginal secundaria a una alteración menstrual: la madre nunca le explicó que una menstruación normal no duraba 6 meses, la mamá le prohibió que usara anticonceptivos pese a que ese era el tratamiento para su patología, la mamá prohibió la trasfusión sanguínea.
2. Niña de 13 años con un aborto en curso, de una familia desplazada. "un señor que era mi novio", según relataba, le dijo que eso era lo que hacían los novios... ella no quería, pero él era el que les daba el mercado, y si no lo hacía, sus hermanitos aguantarían hambre.
3. Jovencito de 16 años, amaba profundamente a su primera novia, tuvieron relaciones sexuales sin protección, resultado: Joven de 16 años, monitor de matemáticas en su colegio, líder comunitario, pasó a universidad pública de la ciudad entre los primeros lugares, VIH positivo.
4. Señora de 32 años: no es pobre porque aunque tiene 4 hijos, el esposo gana más de 190.000 pesos mensuales (alrededor de 350.000 mensuales cuando mejor le va). Piensa que cuando una mujer se somete a una tubectomía, deja de ser mujer, "ya no sirvo".
5. Señora de 50 años comenta de la forma más natural "es que mi marido me usa dos veces a la semana".
6. Señora de 60 años, aproximadamente: "si yo hubiera sabido que eso era tan horrible me hubiera ido de monja", "a mi eso nunca me gustó, y di gracias cuando mi marido ya no podía". 14 hijos, 35 años de matrimonio.

Si, lo que necesitamos es más ignorantes... así, haríamos un estudio medio retrospectivo, en el que al evaluar la involución, encontraríamos al eslabón perdido...
Por cierto, si 500 firmas van a favor de la castidad, cuántas de esas personas que proclaman estas posturas serían capaces de meterse a una comuna y sacar a una adolescente de las fauces de tantos violadores? ¿y cuántos de ellos serían capaces de darle trabajo a una mujer que ejerció la prostitución?... Aún me preocupa una jovencita, que ya debió tener su segundo bebé a los 17 años, abusada desde pequeña, farmacodependiente... será que serían capaces de ayudarle con el transporte para ir hasta los controles de crecimiento y desarrollo de su bebé?
Muy bien señores y señores: solucionen la vida de los demás en medio de sus dogmas con firmas: afuera existimos otros interesados en evitar que 451 grados fharenheit arruinen lo poco que se ha logrado en una ciudad que construye ciudades voladoras, mientras se pone gafas oscuras pixeladas para no ver que su tejido social se desmorona.